James Rodríguez llegó al Al Rayyan procedente del Everton. (Foto: Al Rayyan)
James Rodríguez llegó al Al Rayyan procedente del Everton. (Foto: Al Rayyan)

fue el gran protagonista de la semana en la , pero no por una jugada individual fuera de serie o un golazo ‘de otro planeta’, sino por ver la tarjeta roja en el partido entre y Al Arabi. Su reacción furiosa fue la que dio la vuelta al mundo y se convirtió en viral.

El colombiano recibió una peligrosa falta y fue a reclamarle efusivamente al juez del compromiso por no haber expulsado al gabonés Aaron-Salem Boupendza, el infractor. El colegiado no sacó ninguna tarjeta, hasta que el cucuteño se excedió con su molestia y empezó a gritar. El árbitro no dudó en mostrarle la segunda amarilla y enviarlo a los vestuarios.

Los jugadores de Al Rayyan intentaron calmar a James, pero este los empujó e incontenible en su furia empezó a aplaudirle al árbitro de forma sarcástica al sacarlo del partido.

Todo este incómodo momento que vivió Rodríguez traerá consecuencias, pues según el Código Disciplinario de la Asociación de Fútbol de Qatar las medidas que se pueden tomar sin drásticas para casos como el suyo.

Las autoridades del fútbol catarí analizarán la situación para tomar una decisión. Lo que agrava más la situación y generaría que no tengan piedad con James sería el manotazo que le dio al árbitro mientras le reclamaba con vehemencia.

Según explicó FUTBOLRED, el artículo 48 de dicho reglamento explica que los castigos por infracciones como las que cometió James contemplan sancions de entre cuatro y hasta 24 partidos, dependiendo de la gravedad de los hechos.

Por ponerse cara a cara y enfrentar al árbitro, Rodríguez tendría que pagar una millonada, pero el mayor castigo sería la cantidad de partidos que se pedería por ser suspendidos. Estas son las posibilidades.

  • Intento de agresión física (codazos, puñetazos, patadas, etc.) a un oficial del partido: máximo de 10 semanas de suspensión o 10 partidos y multa de un máximo de QAR 200.000 (unos 206 millones de pesos colombianos).
  • Agredir (dar codazos, puñetazos, patadas, etc.) a un árbitro del partido: suspensión máxima de 24 partidos y multa máxima de QAR 300.000 (unos 310 millones de pesos colombianos).

Lo que si es seguro, es que James no podrá jugar el próximo 3 de noviembre ante Al Gharafa. Después vendrá un mes y medio de suspensión y podría estar ausente en los últimos dos partidos antes de finalizar el 2021.

Se volvió loco: James Rodriguez vio la roja en Al Rayyan vs. Al Arabi. (Video: One Live Two)
Se volvió loco: James Rodriguez vio la roja en Al Rayyan vs. Al Arabi. (Video: One Live Two)

Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.

TE PUEDE INTERESAR