Audífonos JBL Tune 225 TWS (Depor)
Audífonos JBL Tune 225 TWS (Depor)

Arranquemos el análisis con el diseño del estuche y los auriculares de los . El primero casi no pesa, se siente muy ligero y es porque el plástico se siente sencillo. El acabado en plástico hace que no se resbale de las manos y la tapa es imantada con un buen ajuste. Además, sí que tiene un acabado elegante y el peso es de solo 49.7 gramos.

Los auriculares, por su parte, tienen esta forma de palito y no pesan aunque a simple vista parezcan muy robustos. Su peso es de 9.8 gramos y no se sienten en los oídos. A diferencia de otros auriculares, como los Galaxy Buds2 y LG Tune Free, la apariencia del es más deportiva que sofisticada. Me recuerdan mucho a los auriculares de los noventas con ese acabado en plástico satinado y el juego de gris con negro.

JBL TUNE 225 TWS | Análisis

Como ya habrán notado, el auricular no viene con chupón, por lo que no hay un aislamiento del sonido. Bien puedes colocar los auriculares más adentro, pero el diseño genérico hará que el ruido externo afecte la calidad del sonido. Otro detalle al no haber chupón es la sujeción del auricular al oído. En lo personal, lo he probado corriendo y no hay problemas; sin embargo, no he encontrado nada relacionado sobre si cuenta con resistencia IP.

Ahora, si bien no hay chupón, un atractivo de la marca es el PureBass, el cual es aceptable aunque tengas que tirar del volumen para evitar la filtración del ruido. Los sonidos medios y agudos también tienen una buena reproducción. En términos generales, sí está a la expectiva salvo que seas muy exquisito con los rangos dinámicos. Hay que tomar en cuenta también la relación calidad-precio. A esto hay que sumar que no viene con cancelación de ruido.

JBL TUNE 225 TWS | Unboxing

Acerca de la conexión, el emparejamiento es muy sencillo. Personalmente, no he tenido problemas con Android y el enlace se ha mantenido estable por las horas que usé el dispositivo. Lo mejor, además, es que puedes usar cada auricular por separado con el Dual Connect, así puedes recibir llamadas, por ejemplo, usando los dos o un solo auricular. También quiero añadir que la reproducción de la música no se detiene cuando te sacas los auriculares de las orejas. El audio recién se detiene cuando metes los audífonos al estuche.

Otra cosa que añadir son los controles físicos de cada auricular. Estos funcionan bien, cliquean un poco para que no haya “contactos fantasma” y sirven de mucho. Solo hay dos botones, así que las funciones varían según el auricular que toques. Hay una guía con los comandos, los cuales son muchos, pero es cuestión de acostumbrarse.

La autonomía es bastante real a lo que se anuncia en la caja. Hablo de 5 horas con los auriculares y otras 20 horas que agrega el estuche. Eso sí, no hay carga inalámbrica. La carga de 0 a 100 es de aproximadamente menos de dos horas.

Ya por último, quiero hablarles del aplicativo. Al descargar JBL Headphones para saber si puedo ajustar cualquier cosa de los auriculares, veo que la aplicación no es compatible con los auriculares y eso que descargué la versión más actualizada. Me fijé en los comentarios y la calificación es de 1.8. ¿Las razones? Lo mismo que me sucede: la app no es compatible con los auriculares.

Escucha Dale Play en y . Sigue el programa todos los domingos en nuestras plataformas de audio disponibles.

TAGS RELACIONADOS