Khamzat Chimaev era llamado el ‘nuevo Khabib’, se contagió de COVID-19 y anunció su retiro, pero UFC dijo lo contrario. (UFC/Zuffa LLC)
Khamzat Chimaev era llamado el ‘nuevo Khabib’, se contagió de COVID-19 y anunció su retiro, pero UFC dijo lo contrario. (UFC/Zuffa LLC)

Si hay uno de los peleadores que ve con gran potencial para ser la próxima estrella ese es . El ‘Lobo de Chechenia’ apareció en el octágono el año pasado y logró tres contundentes victorias en poco más de dos meses.

Para muchos era el ‘nuevo Khabib’, no solo por el estilo de pelea, sino porque también se mantenía invicto (9-0). Sin embargo, sus planes cambiaron, luego de que contrajo COVID-19.

El peleador sueco presentó grandes secuelas, como sangrado al toser, y su pelea contra Leon Edwards fue cancelada y para centrarse en su recuperación, que hasta la fecha parece no mejor. Esto obligó a que Chimaev haga un inesperado anuncio.

A través de sus redes sociales, Chimaev anunció su inesperada retirada de las artes marciales mixtas tras señalar que aún batalla con las secuelas del coronavirus. Un mensaje que tomó por sorpresas a los fanáticos de UFC.

“Quiero agradecer a todos por su apoyo en mi caminar en este deporte. Creo que se acabó. Sí, sé que no me gané el cinturón, pero esta no es la victoria más importante en esta vida. Creo que puedo molestar, pero mi corazón y mi cuerpo me lo dicen todo. Quiero agradecer a mi equipo y también a la UFC”, comunicó Chimaev.

La noticia llegó a oídos del propio Dana White, pero lejos de lamentarse salió a aclarar que Chimaev no estaba retirado. En declaraciones con MMA Junkie, el presidente de UFC señaló que había hablado con el luchador y que su reacción se debía a que pasa por momentos delicados de su tratamiento.

“Cuando llegó aquí, los médicos lo atendieron y le recetaron prednisona, que es un esteroide maldito y desagradable. Se supone que debe tomar esto, relajarse y recuperarse. Hoy (por ayer) entrenó, se sintió como una mierda, se emocionó mucho y publicó eso”, contó White.

“Se supone que no debería estar entrenando, pero es un salvaje que quiere pelear todos los fines de semana. Ni siquiera tendría que haber entrenado y se emocionó”, agregó.

Incluso, el propio líder checheno Kadyrov se comunicó con Chimaev y le aseguró que se recuperaría y regresaría al octágono. “Esto significa que Khamzat no se va, ¡Se queda y luchará hasta el final!”, exclamó.

TE PUEDE INTERESAR