Javier Chirinos se convirtió en presidente de la Federación Peruana de Atletismo. (IPD)
Javier Chirinos se convirtió en presidente de la Federación Peruana de Atletismo. (IPD)

Chiclayano de nacimiento, médico de profesión y atleta por vocación, Javier Chirinos es el nuevo presidente de la (FDPA) y representa la renovación de un deporte que necesita un impulso para crecer a nivel interno y dar un salto de calidad en el plano internacional.

A sus 48 años, Chirinos llega a la dirigencia movido por ese llamado a la acción que sienten los hombres que aman de verdad el deporte. Campeón universitario en su época, el flamante vencedor de las elecciones para el periodo 2021-2024 nunca ha dejado de estar cerca del atletismo. Su historia en el deporte base comenzó cuando era niño y continuó hasta representar al Perú en el Mundial Universitario de Italia.

“Decidí postular a la presidencia de la federación porque quiero fomentar, promover y hacer crecer el atletismo, desde la captación del talento hasta la sostenibilidad del alto rendimiento, para que no salga solo una Gladys Tejeda sino diez, como ocurre en Brasil o Colombia, donde hay muchos atletas de nivel en las diferentes disciplinas”, afirma Chirinos en una rápida radiografía de los objetivos de su gestión.

El plan de la nueva directiva de la FDPA es una hoja de ruta que tiene como objetivo, con la ayuda de todas las ligas a nivel nacional, echar a andar de manera integral el deporte base en nuestro país. Y, para ello, hay tres pilares fundamentales que se espera potenciar en los próximos años: captación y desarrollo de talentos; desarrollo y formación continua de entrenadores y, finalmente, sostenibilidad del alto rendimiento.

Chirinos entiende que la salud del atletismo no tiene que ver únicamente con los éxitos particulares de un grupo de deportistas, sino con un trabajo integral y sin pausa desde la base. Por eso afirma que no puede existir alto rendimiento si no se asegura la sostenibilidad de ese alto rendimiento. Y, más aún, que ese alto rendimiento no es posible sin un buen sistema de captación de talentos y sin entrenadores capacitados para llevar adelante ese proceso.

“Es una cadena de valor que tiene que ir de la mano con la generación de una mayor competencia interna. No puede ser, por ejemplo, que en el Perú haya solo un campeonato nacional al año. ¿Cómo podemos motivar a los chicos con una estructura así? Mínimo debemos tener cuatro torneos por categoría al año e impulsar la cultura competitiva en todos los niveles”, precisa el presidente de la federación.

Para Chirinos, es tarea de la FDPA crear un entorno favorable para producir más atletas y también para evitar que los mejores talentos se alejen del deporte por falta de apoyo o motivación. “Hay que ampliar la base de talento y luego acompañar a ese deportista hacia el alto rendimiento. Los deportistas de élite tienen que sentir que estamos con ellos, que somos cercanos y queremos lo mejor para su desarrollo, que no nos interesa colgarnos medallas sino trabajar por el crecimiento del atletismo”.

Transformar el atletismo

La visión de la nueva directiva de la FDPA va más allá de administrar la subvención económica que entrega anualmente el Instituto Peruano del Deporte a todas las federaciones del Sistema Deportivo Nacional. La idea es producir un auténtico cambio a partir de diversos programas que Chirinos y sus colaboradores aspiran a desarrollar con el apoyo de la familia atlética y de la empresa privada.

En el horizonte está no solo organizar un mayor número de torneos descentralizados, capacitar de forma continua a los entrenadores y lanzar programas en alianza con universidades y empresas privadas; también, por cierto, crear un equipo multidisciplinar que acompañe a los deportistas en todas las categorías y dotar de mejores condiciones a los atletas de alto rendimiento para optimizar sus resultados.

“Sobre la base de nuestros pilares fundamentales, es momento de poner el hombro juntos. Nuestro eslogan de campaña fue ‘El reto que nos une’, pero esta misma consigna nos debe guiar de aquí en adelante”, subraya Chirinos, quien trabajará al lado de Pablo Bazán (vicepresidente), Aldo Guevara (secretario general), Rolando Solari (tesorero) y Faustina Huamaní (vocal técnico) del 1 de enero de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2024.

La junta directiva, elegida en asamblea de bases de la federación el pasado 28 de noviembre, fue reconocida este lunes por el Instituto Peruano del Deporte, con resolución Nª 081-2020-IPD–P/CD. De esta manera, quedó expedita para iniciar la transformación del deporte base en el próximo ciclo olímpico.

Dice el nuevo titular de la FDPA que ver ganar una medalla a un atleta peruano es un orgullo y una alegría indescriptibles, porque son triunfos que inspiran a las nuevas generaciones. “Esa misma inspiración nos motiva, pues queremos que nuestros deportistas de élite sigan logrando sus objetivos y que los chicos que recién comienzan encuentren mejores oportunidades y una estructura que los aliente a seguir adelante”, finaliza Javier Chirinos.

TE PUEDE INTERESAR