Stefano Peschiera se prepara para Tokio 2020: “En Río estaba perdido, pero en Japón seré un local más”. (Sailing Energy)
Stefano Peschiera se prepara para Tokio 2020: “En Río estaba perdido, pero en Japón seré un local más”. (Sailing Energy)

Haber sido el primer peruano que ‘abrió' el camino para el resto de la delegación nacional de cara a los Juegos Olímpicos no solo fue un honor para ; también, un ‘peso’ menos de encima. Y es que haber clasificado a en su primer evento posible en agosto de 2018, le ha dado todo este tiempo para centrarse exclusivamente en su preparación.

Y a pesar de que la pandemia alteró sus planes, Stefano Peschiera continúa alistándose para la que será segunda experiencia olímpica en Tokio. Justamente, hace poco, el velerista de 26 años, que compite en la modalidad de Laser Standard, alcanzó el qunto lugar en el Lanzarote Winter Series 2021, su primer evento del año, en España.

Ahora, ya de vuelta en Perú, luego de una escala más 15 horas desde España, Stefano Peschiera conversó con Depor sobre lo que espera antes de Tokio 2020 y cuál será su objetivo principal en la máxima cita. Y aunque su idea es estar dentro del top 10, conseguir una medalla está en su mente.

Stefano, ¿cómo te encuetras en este arranque de año que sigue siendo complicado por la pandemia?

Me encuento bien, acabo de terminar una base de entrenamiento bastante rigurosa en Las Islas Canarias (España), ya estoy en Lima para descansar 15 días y luego volver a España para una segunda base de entrenamiento antes de un evento que tengo en Francia. Me encuentro bien, físicamente. Esta no solo ha sido una pretemporada técnica o estratégica, también se ha sumado en 30 días, un total de 35 horas de entrenamiento físico completo.

¿Hace cuánto tiempo estás en Lima? ¿Te tocó estar en el segundo confinamiento?

No, he llegado hace tres días. Ha sido bastante duro, tienes que tomar las medidas necesarias y son muchas mas medidas de las que había antes. He viajado un par de veces en vuelos huminatarios a Europa para poder entrenar. Estuve cinco meses el año pasado (en Europa) y cuando volvi (a Perú) las medidas eran menores, pero ahora se han incremetado mucho, tuve muchos contratiempos, no encontraba un protector facial en España tambíen se retrasó mi vuelo, luego lo cancelaron y me pusieron en otro y mi escala duró 15 horas. Ha sido un viaje bastante tedioso.

Viste desde afuera el tema de la paralización del deporte, ¿qué sensación te dejó esta siutación?

Si tú quieres prepararte para ganar una medala olímpica, no puedes parar. Como los futbolistas, que entrenan todos los días, descansan uno, juegan el partido y luego vuelven a entrenar, nunca paran. Después tienen unos meses libres, pero nosotros no tenemos uno o dos meses, nunca paramos. Si yo paro una semana de navegar, ya volver al bote no se siente igual como si hubieras navegado el día anterior. Durante la primera cuarentena, la mayor parte del mundo estuvo paralizado, no había otros deportistas entrenando, estabamos todos en las mismas condiciones, pero acá, con la nueva paralización, nuestros deportistas estaban totalmente en desventaja con los deportistas de cualquier otro país, ya sea para clasificar o para competir en Tokio.

Vienes de España, donde competiste en tu primer evento del año, ¿cómo te sentiste?

Sí, ha sido el primer evento del año, me parece raro porque normalmente en estas fechas ya hubiera hecho tres. El evento fue poco días después de que llegué a España, el objetivo era prepararme físicamente, técnicamente, sumar volumen de horas en el agua para el campeonato de Francia y los Juegos Olímpicos, ahí se van a ver los resultados. Quedar quinto es un buen puesto, estuve peleando en una flota compettiva contra 15 paises, 31 competidores, la mayoría del circuito mundial, fue un buen resultado, me hace ver que tengo potencial para pelear más arriba en el circuito y los Juegos Olímpicos.

En tu calendario, ¿qué otros eventos tienes antes de Tokio?

Tengo un evento en Francia en abril, cancelaron uno en Mallorca en marzo. El de Francia será una replica como de los Juegos Olimpicos y buscaremos un buen resultado. En el medio, tengo dos bases de entrenamientos en Paracas y un evento en julio en Japón que es un evento prueba, luego vuelvo a Perú y ya voy a los Juegos Olímpicos.

Has sido el primer peruano que clasificó a Tokio 2020, ahora hay 17, cuatro son de vela, ¿cómo ves la stituación de los peruanos a pocos meses de que se cierre la clasificación en muchos deportes?

Lo veo bien hasta antes de la pandemia, el Comite Olímpico creía que ibamos a hacer nuestro récord de delegación, de pasar el número de clasificados en Río 2016. Al ver los numeros y nombres, 100% pasamos, pero con la pandemia es más difícil, los clasificatorios se han postergado, esperemos que nuestros deportistas estén preparados. En vela, somos una delegación récord, eso es muy positivo, en vela casi siempre iban uno o dos. En mi caso, clasificar en el primer evento posible fue importante. Esto hace que mi concentracion y mi enfoque estén en los Juegos Olímpicos y ya no en donde será la siguiente prueba clasificatoria y estar estresado todo el día.

Stefano Peschiera estará en el Reebok Fitness Tour, un evento gratuito este sábado 27 de marzo donde se realizarán actividades deportivas. (Foto: Francisco Neyra / GEC)
Stefano Peschiera estará en el Reebok Fitness Tour, un evento gratuito este sábado 27 de marzo donde se realizarán actividades deportivas. (Foto: Francisco Neyra / GEC)

El Comité Olímpico Internacional mandó una solicitud formal para que Perú vacune a los clasificados a Tokio 2020 antes de la cita, ¿crees que será posible?

He visto la petición del COI, es lamentable la situación en la que está el Perú en cuanto a las vacunas. Una petición del COI es batante importante. Yo creo que sí se puede, no son mil deportistas, son 17 deportistas que pueden llegara ser 25 o 30, con sus técnicos, tampoco representan un procentaje enorme, no tomarían bastantes vacunas. La cuestión es si los deportistas están dispuestos a vacunarse. En mi caso, me sería muy difícil tomar la decisión, no estoy seguro si me vacunaria. Estoy dispuesto a correrme el riesgo, de si salgo positivo en una prueba, me tenga que ir y no disputar los Juegos Olímpicos. Yo tomaré todas mis medidas para no contagiarme. El problema con las vacunas es que es algo nuevo, no se sabe los efectos secundarios. Yo creo que la mayor parte de la delegación no piensa así, pero es cuestión de ver el tema y averiguar un poco más, porque no he investigado lo suficiente para saber.

Hablando de los Juegos Olímpicos, ¿cuál es tu objetivo para Tokio 2020? ¿Es posible conseguir una medalla?

Es bastante viable quedar en el top 10, la preparación que he estado haciendo en los últimos años es rigurosa, es de un medallista olímpico, solo queda la experiencia de todos los eventos por los que he pasado. La idea es el top 10, pero regata a regata se verá, pero para darles una idea ahí esta mi nivel. Y si uno está en su semana poder pelear por una medalla.

¿Cuán diferente es el mar de Japón con el que tenemos en Paracas o en el que usualemte entrenas?

En Paracas, dentro de la bahía, no vas a tener condiciones iguales a esas (Japón), tienes que ir a buscarlas. Si sales de la Bahía, ya tienes olas grandes del océano con vientos más fuertes, esas son las condiciones que tendremos en Japón. Tengo la suerte que estoy a 20 minutos de esas condiciones en Paracas. En los últimos cuatro años, he pasado cuatro meses en Japón, en épocas parecidas, sé que condiciones tienen, cuántos dias de viento uno puede esperar. Son ocho distintas canchas en las que podríamos competir en Tokio, llegar a la cancha más lejanas te puede demorar 8 horas a remolque y la más cerca es a dos minutos navegando, dependiendo cúal te toque, como esté la corriente, porque la corriente entra y sale en Japón y dependiendo de la hora, va para una dirreción o para otra. Mientras más profundo, habrá más corriente más fuertes. Al final, es toda una ciencia, al haber estado allá me ayuda a saber las condiciones. Una persona que no ha estado en Tokio o no ha tomado notas de los días de competencias estará bien perdida.

¿Piensas que será uno de tus retos más dificiles?

En verdad, si viene un extranjero a Chorrillos, lo más problable es que esté bien perdido, mientras que yo sé como se tiene que correr en Chorrillos. El localismo ayuda, lo que pasa es que en Japón casi todos vamos a ser locales porque ya hemos estado ahí, sabemos cosas como las que te expliqué, eso te da confianza. Yo en Río no había pasado mucho tienpo afuera de la Bahía, por lo que cuando llegué, como todabia iba a la universidad, no tuve tiempo de ir a probar la cancha, ni hacerlo años antes, estaba perdido, Tú veias que los mejores, los medallistas tenían sus reglas, cuando pasa esto, se hace esto. Yo no tenía idea de por qué lo hacían, tienes que saberlo previamente. Entonces va a ser un reto grande, pero tambíen es improvisar, el hecho de que hayas ido te confirma algunos patrones.

Entonces en Río estabas perdido, pero en Japón será un local más, por la experiencia que tienes

Así es.

TE PUEDE INTERESAR