Ronaldinho Gaúcho y su hermano Roberto siguen el proceso en arresto domiciliario. (Foto: AFP)
Ronaldinho Gaúcho y su hermano Roberto siguen el proceso en arresto domiciliario. (Foto: AFP)

cumple este miércoles su noveno día de prisión domiciliaria en una lujosa habitación de hotel en Asunción, luego de soportar otros 30 en una cárcel policial, procesado por uso de pasaporte paraguayo falso.

, en el centro histórico de la capital paraguaya, distante a dos calles del Palacio de Gobierno, Ronaldinho y su hermano Roberto ocupan dos suites Premium por las que pagan 350 dólares diarios por cada una, según el gerente del hotel, a la espera del desenlace de su caso que tiene una expectativa de pena de hasta cinco años.

Impedido de recibir visitas debido a la pandemia del nuevo coronavirus que ya arrojó un saldo de ocho muertos y 161 infectados en Paraguay, el campeón en el Mundial de Corea del Sur y Japón-2002 transcurre sus horas de ocio sin un esquema rígido, sin comidas especiales, con rutinas en el gimnasio y paseos por el portentoso edificio de 6.000 metros cuadrados, de capital español, inaugurado en 2019 y que conserva una fachada del 1900.

Ronaldinho pasa prisión domiciliaria en el Hotel Palmaroga. (AFP)
Ronaldinho pasa prisión domiciliaria en el Hotel Palmaroga. (AFP)

“Ayer le trajeron una pelota reglamentaria. Le habilitamos un salón -de unos 30 metros por 15- para sus picaditas (manejo del balón)”, comenta a la AFP Emilio Yegros, el gerente del albergue de estilo neoclásico. “Parece buena gente. No pierde la sonrisa, su hermano tampoco. Su semblante cambió desde el primer día cuando llegó tenso y visiblemente estresado”, retrató Yegros.

La presencia de su mediático huésped de 40 años alteró enteramente la vida de los empleados del hotel quienes hasta se turnan para atender las incesantes llamadas del exterior, especialmente de periodistas que buscan la primicia de una entrevista con el idolatrado “Dinho”. Por la pandemia no se admiten pasajeros. “Seguimos estrictamente el protocolo sanitario. El día que se hospedaron les aplicamos la sanitación que corresponde; las ropas a la lavandería”, relata Yegros.

“El Viernes Santo almorcé con ellos, también el cónsul brasileño. Ronaldinho no pierde el humor y alterna sus conversaciones con chistes”, abundó el funcionario a quien los huéspedes le hicieron un reconocimiento por haberlos albergado.


TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

TAGS RELACIONADOS

TE PUEDE INTERESAR: