En la Liga 1, Beto Da Silva solo arrancó de titular ante Universitario, el pasado 8 de marzo (Foto: Fernando Sangama / GEC)
En la Liga 1, Beto Da Silva solo arrancó de titular ante Universitario, el pasado 8 de marzo (Foto: Fernando Sangama / GEC)

La derrota frente a la Universidad San Martín (1-0), por la fecha 18 de la Fase 1, no solo pronunció la crisis de a nivel de resultados (en la ‘era Salas’ de 16 partidos, solo se ganó tres), sino que dejó en evidencia por qué la contratación de es tan discutida: el delantero, que había ingresado a los 69 minutos por Kevin Ferreyra, no terminó el cotejo. Sintió una molestia y fue reemplazado por Rubert Quijada. El diagnóstico fue un desgarro en el muslo derecho y con un tiempo estimado de recuperación de tres semanas.

La realidad es que Da Silva, quien tiene contrato en La Victoria hasta el 2022, a lo largo de este tiempo llamó la atención por aparecer más en el tópico que en el campo (también le costó sostener regularidad en Holanda, Brasil, Argentina, México y España). Estos son sus números: en la Liga 1 apenas participó en cuatro partidos (156′); en Copa Libertadores solo jugó contra Nacional (60′), por la primera fecha. ¿Qué dicen desde Alianza Lima sobre este presente? Por lo pronto hay respaldo.

“Con Beto (Da Silva) se está buscando ayuda de todos los medios para que pueda demostrar sus buenas cualidades. Lo vamos a apoyar, no lo vamos a abandonar”, mencionó Daniel Ahmed, jefe de Planeación y Desarrollo Deportivo de Alianza Lima, en Las Voces del Fútbol.

Fernando Farah, integrante de Fondo Blanquiazul, también se pronunció (en radio Ovación): “Salió muy joven y hoy tiene 23 años. El Fondo lo vio como una posible apuesta, porque además estaba en el radar de la selección. El Fondo apostó por Beto, no se le trajo como una solución, sino como posibilidad. Tratar de recuperarlo para el fútbol peruano, para la selección y para Alianza. Estamos abocados en el tema médico para ver cómo lo podemos recuperar”.

Frente a ello, Depor se comunicó con alguien cercano al entorno del jugador. Esto fue lo que nos manifestaron: “Él se desespera porque quiere jugar y quiere demostrar, pero yo siempre le digo que esté tranquilo, ya que entre más se presione es peor”. ¿Qué harán para que su promedio en el campo mejore? “La idea es hacer exámenes médicos necesarios para obtener información puntual que ayude a que se le dé un tratamiento para que esté sano”, expresaron.

Incluso el delantero, a inicios de julio, manifestó (en Movistar Deportes): “Por mucho tiempo tuve el temor de correr a los espacios, porque tenía miedo de que me pueda pasar algo. Uno se trauma cuando te sucede muchas veces, pero es tema del pasado”. Y si bien el presente hoy dice lo contrario, en Alianza Lima hoy más que nunca cruzan los dedos para que Beto esté al 100%. En un menor porcentaje, ya quedó claro que no es solución.

TE PUEDE INTERESAR




TE PUEDE INTERESAR: