Raúl Jiménez no juega con los 'Wolves' desde el 29 de noviembre del año pasado. (Foto: AFP)
Raúl Jiménez no juega con los 'Wolves' desde el 29 de noviembre del año pasado. (Foto: AFP)

Como tiene que ser. Duramente golpeado por la vida en los últimos meses,volvió a dar que hablar en México este fin de semana, luego de que compartiera una fotografía junto a su familia celebrando el Día de San Valentín. Fiel a su estilo, el atacante de los se dejó ver feliz en lo que continúa con su rehabilitación para volver a las canchas.

A través de su cuenta oficial de Twitter, Jiménez publicó unas capturas de su esposa Daniela, Basso, su hija Arya y de su labrador, Dobby, con quienes pasó el 14 de febrero en una velada tan hogareña como cálida. Como era de esperarse, el post no tardó en ser viralizado por sus seguidores, quienes en segundos llenaron de elogios al ‘9’ de los Wolves.

Lesionado a finales del año pasado, el exjugador del Benfica viene dando muy buenas señales en su recuperación, al punto de que el propio entrenador de los Wolves dijo estar sorprendido del avance de Jiménez, que poco a poco ha ido aumentando la intensidad en los trabajos físicos, con el único objetivo de regresar a los terrenos de juego antes del final de temporada. ¿Lo logrará?

De momento, Raúl Jiménez se ha dejado ver entrenando en el gimnasio y cada cuanto asiste al estadio para animar a sus compañeros en el Wolverhampton. Y es que desde su lesión en el cráneo, los ‘Lobos’ no han vuelto a ser los mismos ofensivamente hablando, y los números así lo reflejan. No obstante, en el club son conscientes de que tienen nombres de sobra para intentar revertir la situación y pelear por uno de los cupos a torneos internacionales.

¿POR QUÉ NO JUEGA RAÚL JIMÉNEZ?

El pasado 29 de noviembre Raúl Jiménez puso en vilo al mundo y a sus millones de seguidores luego de sufrir un dura lesión en el cráneo durante la disputa de un partido entre Wolverhampton y Arsenal por la liga inglesa. El mexicano chocó cabezas con David Luiz, siendo el primero de estos quien se llevaría la peor parte, hasta al punto de tener que ser operado.

“Raúl lleva cinco semanas desde su cirugía después de una fractura de cráneo y está haciendo algunos trabajos de acondicionamiento físico inicial, pero todavía tiene un camino por recorrer, sin embargo, las cosas van bien”, indicaron los Wolves en sus redes a inicios de enero, dando cuenta del estado de recuperación del mexicano que aún se rehúsa a retirarse.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.


TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO