Edson Álvarez jugó todo el partido contra el Borussia Dortmund por la Champions League (Foto: Getty Images).
Edson Álvarez jugó todo el partido contra el Borussia Dortmund por la Champions League (Foto: Getty Images).

En una noche para el recuerdo de todos los hinchas del , sumó su granito de arena este martes para que su equipo logrará imponerse por goleada al poderoso Borussia Dortmund de Erling Haaland, quien poco o nada pudo hacer para evitar el 4-0 en contra de los alemanes por la tercera jornada de la .

Titular en el cuadro neerlandés, compartiendo el mediocampo con Steven Berghuis y Ryan Gravenberch, el mexicano volvió a dar clases de una grandísima actuación de fútbol sin necesidad de ser delantero. Pese a ser amonestado a los 33 minutos del primer tiempo, Álvarez terminó adueñándose de todo el mediocampo, siendo más que fundamental para el triunfo del Ajax.

Según la estadística revelada por ‘Statiskicks’, el volante de 23 años completó un total de veinticuatro pases en los primeros 45′ del partido, redondeando así un 92% de efectividad al término de los noventa. En cuanto a su labor defensiva, el mexicano recuperó el esférico hasta en ocho ocasiones, le cobraron dos faltas y ejecutó cuatro acciones defensivas de gran manera.

Sin duda, un rendimiento más que admirable de parte del exjugador del América, que en menos de un mes deberá volver a enfundarse la camiseta de la selección mexicana de cara a las Eliminatorias mundialistas rumbo a Qatar 2022, donde su combinado se medirá a Estados Unidos y Canadá, rivales directos para la clasificación del ‘Tri’ ala próxima Copa del Mundo.

La fórmula para desactivar a Haaland

Ajax desactivó al Dortmund de Haaland desplegando un espectacular juego de ataque, que le sirvió para marcar cuatro goles, y anulando al conjunto alemán en el centro del campo, evitando que le llegaran pelotas al noruego. El delantero pudo disparar a puerta en tres ocasiones, y en todas se encontró a Remko Pasveer, un portero que ha llegado a la titularidad gracias a la sanción de André Onana y a la lesión de Maarten Stekelenburg.

La batalla táctica entre los entrenadores Erik ten Hag y Marco Rose se la llevó el primero por mucha diferencia. El conjunto de Ámsterdam, que se pone líder del grupo en solitario con tres victorias de tres, fue superior en todos los aspectos del juego. Tuvo más la posesión, creó más oportunidades de gol, más tiros a puerta y, sobre todo, dio la sensación de que puede llegar muy lejos en esta Champions.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor

TE PUEDE INTERESAR