El tipo de cambio en el mercado mexicano abría a la baja este jueves 27 de mayo. (AFP / Alfredo ESTRELLA)
El tipo de cambio en el mercado mexicano abría a la baja este jueves 27 de mayo. (AFP / Alfredo ESTRELLA)

El en el abría a la baja este jueves 27 de mayo sin muchos cambios en general con respecto al cierre previo, mientras el se estabilizaba antes de que los inversionistas conozcan datos clave de la inflación de Estados Unidos que serán publicados el viernes.

Así, la moneda estadounidense cotizaba en 19.8638 pesos mexicanos, con un pérdida marginal de un 0,02% frente a los 19.8670 del precio de referencia del miércoles, informó la agencia Reuters.

“Funcionarios de la Reserva Federal han minimizado esta semana preocupaciones acerca de que la inflación vaya a provocar cambios inmediatos en la política monetaria de Estados Unidos. Pero también han hecho un cambio sutil de tono al reconocer que el momento de hablar sobre cambios podría estar acercándose”, explicó la agencia de noticias.

Reuters precisa, por otro lado, que más tarde en el día se dará a conocer la minuta de la última reunión de política monetaria del Banco de México en la que decidió por unanimidad mantener la tasa referencial en un 4%, citando la necesidad de consolidar una trayectoria decreciente de la inflación hacia su objetivo.

En tanto, en el plano local, el Gobierno mexicano defendió el miércoles la compra por US$ 596 millones de la refinería Deer Park de Shell en Houston, Texas, una operación cuestionada por las presuntas pérdidas de la planta y por reforzar la apuesta por los combustibles fósiles.

“No hay pérdidas, no existen pérdidas, es que el petróleo es el mejor negocio del mundo, había pérdidas cuando imperaba la corrupción”, declaró el presidente Andrés Manuel López Obrador en su rueda de prensa diaria, en la que estuvo el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, detalló que la petrolera del Estado contaba con el 49,95 % de las acciones tras una asociación de 1993 con Shell, que controlaba el 50,05 % restante y que espera concretar la transacción en el último trimestre de este año.

La operación, que también incluye el inventario de crudo y petrolíferos, consistirá en US$ 106 millones en efectivo y US$ 490 millones de deuda de Shell, precisó Oropeza.

Con información de Reuters y EFE.


TE PUEDE INTERESAR