Karateca noqueó a su rival con patada a la cabeza, pero fue descalificado y perdió la medalla de oro
Karateca noqueó a su rival con patada a la cabeza, pero fue descalificado y perdió la medalla de oro

El karate hizo su debut y despedida de los Juegos Olímpicos en con sus primeras medallas en kumite y con buenos combates; sin embargo, la polémica también se hizo presente. Y es que la final de la categoría +75 acabó con un hecho insólito.

Esto luego de que el saudí Tareg Hamdi noqueara al iraní Sajad Ganjzadeh con una genial patada a la cabeza. El representante árabe aprovechó el espacio y mandó al suelo a su rival, en un acción sorprendente en el tatami del Nippon Arena.

De inmediato, Hamdi saltó de alegría, porque ya pensaba que tenía la medalla de oro, pero grande fue su sorpresa al enterarse que había sido descalificado por juego peligroso. La decisión de los jueces fue sancionar al karateca saudí por el impacto.

Con ello, Ganjzadeh, quien quedó tendido por varios minutos y llegó a recibir hasta una máscara de oxígeno, se llevó la medalla de oro con un resultado a favor de 4-0. Hamdi, que minutos antes de la patada iba ganando el combate por 4-1, se tuvo que conformar con el segundo lugar.

“Si me preguntas si estoy de acuerdo o no, no estoy de acuerdo, por supuesto, porque amo la medalla de oro. Pero estoy satisfecho con el nivel que di y acepto su decisión. No tengo ninguna objeción. Creo que jugué bien. Esto es todo lo que puedo decir”, dijo Hamdi, de 23 años.

“Estoy feliz por la medalla de oro, pero estoy triste por tener que ganarla así”, declaró Ganjzadeh en conferencia de prensa. Una presea que le faltaba después de ser cuatro veces campeón del mundo, tres de ellos en competencias por equipo.

TE PUEDE INTERESAR