La desazón de Lionel Messi contraste con la alegría de los árabes tras el triunfo sobre Argentina.
La desazón de Lionel Messi contraste con la alegría de los árabes tras el triunfo sobre Argentina.

Dicen que las derrotas más dolorosas son aquellas que nadie esperó. El 99% de los más creyentes del fútbol vieron un triunfo de Argentina, con Lionel Messi a la cabeza y un invicto de 36 partidos detrás; pero el fútbol es democrático, tiene estas cosas que no encuentran explicación en la lógica ni en las matemáticas, donde el más chiquito le puede ganar al más grande, rompiendo todos los paradigmas. Y eso sucedió en el Estadio Lusail, donde la ‘Albiceleste’ sufrió una fuerte caída ante Arabia Saudita, que lo venció 2-1 en el arranque del Grupo C del Mundial Qatar 2022.