Nidia Rivera Méndez, y sus tres hijos, se han convertido en protagonistas de una emotiva historia que está dejando la pandemia por el en todo el mundo, exactamente en Puerto Rico. La madre aparece en una foto que ha navegado alrededor del mundo a través de y demás redes sociales.

Y es que ella optó por adaptar la pequeña sala de su casa en salón de clases para que así sus tres hijos: Onix Javier (10 años), Javielys (9 años) y Javier Oneil (8 años), puedan recibir la educación necesaria, mientras se inicia el proceso de clases virtuales en todo el país.

Así, Nidia convirtió su refrigeradora en una pizarra para que sus hijos puedan reforzar sus conocimientos. La joven madre subió la fotografía en sus redes sociales y fue una de las profesoras de sus hijos quien compartió la imagen y no tardó en volverse en y demás redes sociales.

“Le dije a la maestra: ‘Teacher, puedes ponerlo público para que vean que se puede, hay que ser creativos’. Hay que ver también si se ponen blandos (en el Departamento de Educación) y reparten esos pupitres que están en la escuela y se están perdiendo”, .

“Yo no hice esto para que me cojan pena, lástima, ni para que me regalen. A veces nos enfocamos en nuestros problemas y por estar cegados por esos problemas no vemos que la solución la tenemos al frente de nosotros”, añadió.

MÁS SOBRE VIRALES