Nicolás Pacheco, diploma olímpico en Tokio 2020, continúa con el objetivo de ganar una medalla: “El sueño sigue intacto”. (EFE)
Nicolás Pacheco, diploma olímpico en Tokio 2020, continúa con el objetivo de ganar una medalla: “El sueño sigue intacto”. (EFE)

Aunque logró uno de los cuatro diplomas olímpicos de la delegación nacional, tiene aún ese sinsabor y frustración por su participación en . En su segundo día de competencias, el tirador peruano sumó 123 platos, lo que lo llevaba a la ronda final por las medallas.

Sin embargo, una polémica decisión de un juez de la India lo penalizó con la resta de un plato y tuvo que ir a la ronda de desempate. El resto fue historia, ‘Nico’ no pudo acceder a la final en la ‘muerte súbita’ y quedó entre los ocho mejores del tiro skeet.

Quebrarse era inevitable, sentía que le habían robado la posiibilidad de pelear por una medalla, en un deporte con un legado importante: por el oro de Edwin Vásquez y la plata de Francisco Boza y Juan Giha. Pero ‘Nico’ se secó las lágrimas y ya piensa en el futoro.

Asegura que todo pasa por algo y es consciente de que tendrá su revancha. Con París 2024 muy cerca, el sueño de Nicolás Pacheco sigue vigente: darle una medalla al Perú. El tirador nacional conversó con Depor sobre su experiencia en Tokio 2020, lo que se le viene y cómo abordará el nuevo ciclo olímpico.

Cuéntame, ¿cómo ha sido la experiencia en Tokio 2020?

En verdad, estar en unos Juegos Olímpicos para un deportista el máximo sueño, es el evento más importante a nivel deportivo y estos Juegos han sido increíbles, poder haber tenido la oportunidad de representar a mi país en la máxima cita deportiva es un orgullo y un honor. Ha sido un poco distinto por la pandemia, yo he estado en Londres 2012 y fue muy distinto a lo que se ha vivido ahora, pero igual la experiencia ha sido increíble. Para mí, ha sido un gran aprendizaje.

Lograste uno de los cuatro diplomas olímpico que obtuvo la delegación, ¿cómo te sientes por ello?

Estoy muy contento por el resultado obtenido como delegación, he visto que es algo histórico lo que hemos logrado, hace tiempo que no teníamos un logro como este, de los cuatro diplomas olímpicos. En mi caso, contento por el resultado que obtuve, contento porque logré el objetivo para el cual trabajé muchísimo tiempo, pero un poco triste también, porque mi sueño era regalarle al Perú una alegría mayor. Yo soñaba con estar primero en la final de los seis mejores y ahí estar en el podio, el puntaje lo logré 123 platos de 125, colocándome en el tercer lugar de la clasificación y con el pase directo a la final. Lamentablemente una decisión del árbitro que para mí fue un poco injusta y me saca de la pelea por medalla y de esta final, por la cual había trabajado muchísimo, creo que me la merecía, pero todo pasa por algo. Lo único que me entristece es que soñaba con regalarle una alegría mayor al Perú, sobre todo en la situación en la que nos encontramos y porque mucha gente me ha seguido en este camino, mucha gente me ha demostrado su apoyo y muestras de aliento después de lo ocurrido, que para mí fue muy duro. Y todo esto me entristece, porque a toda esa gente me hubiera gustado regalarle algo más, pero creo que todo pasa por algo y lo importante es que para mí logré el tercer mejor puntaje de la competencia, incluso un puntaje mayor al de los tres medallistas. Me quedo con eso y para adelante, porque se vienen más cosas, tenemos tres años para prepararnos para París 2024.

Para tener medalla hay que hacer un torneo perfecto, tú ibas bien, pero esa polémica decisión te quitó de la final, ¿qué pasó por tu cabeza en ese momento?

El tiro se convierte en un deporte de tan alto nivel que busca la perfección, para poder entrar en la final, por lo general, en los Juegos Olímpicos, analizando las últimas ediciones los puntajes no habían sido tan altos, se podía entrar a una final con 121-122 platos. Este no fue el caso, el nivel ha sido altísimo, el puntaje que yo tiré era el récord olímpico hasta estos Juegos, se batió con 124 y buscas prácticamente una competencia perfecta, lo cual es casi imposible de alcanzarla, pero uno se prepara para eso y depende mucho de como estés ese día. Puedes entrar a la final o quedarte por un solo plato, que igual es una gran competencia. Hay factores externos que uno no controla y este fue el caso, eso me molesta y entristece a la vez, porque se logró el puntaje casi perfecto, un puntaje que me aseguraba la final y la pelea por las medallas, pero tengo mucha pena que me quiten esa oportunidad de esa manera y habiéndote preparado tanto para esto, es prácticamente una preparación que dura toda la vida. No solo me quitaron la posibilidad de pelear por las medallas, sino le quitaron la oportunidad de pelear por una medalla a todo un país, que hace muchos años no celebra este logro.

Te quitan un punto por levantar el brazo, ¿qué ocurrió realmente?

En ese momento, me sancionaron y faltaban15 platos para acabar la competencia. sabía que no podía fallar. Lamentablemente no había nadie del área técnico, solo mi coach y no tiene mucho conocimiento de la parte técnica como para hacer un reclamo. Estaba entre seguir reclamándole a árbitro y sacar la garra para seguir peleando y contra todo esto se pude completar la ronda, lograr una ronda perfecta, pero ya con la penalización fue una ronda con fallo y eso me obligó ir a la muerte súbita (desempate) y estas con los mejores del mundo, momentos así influye la suerte es como una definición por penales. Cometes un error y te vas.

Se dijo que la Federación Peruana de Tiro iba a presentar un reclamo, ¿en qué quedó eso?

Estamos trabajando con la Federación para ser un reclamo formal, porque yo creo que lo que nos han hecho es un robo. Fue una decisión que fue puntualmente para mí, sé que los árbitros pueden cometer un error, pero yo creo que esto no fue así, fue algo que sucedió el día anterior con este juez y bueno me la juró y al final me la pudo hacer. Es lamentable que, a este nivel, en los Juegos Olímpicos, suceda esto, porque es una preparación de toda una vida, de todo un país y que involucra también un presupuesto muy elevado, que gracias a Dios lo hemos tenido por parte dl IPD, y que de esa manera te lo arrebaten todo injustamente, creo que no está bien.

Ya habías tenido un impase con el juez entonces...

Sí, el primer día de competencia hubo un impase con el mismo juez, al final se solucionó, porque los jurados tuvieron que intervenir, creo que eso influyó en que el juez tome una decisión un poco emocional al día siguiente en la última ronda que me daba el pase a la final. Los jueces ahí no podían hacer nada, porque esa decisión no hay como verla, no existe el ‘VAR’, solo en la final y no en las rondas previas y no había forma de analizar si el juez tomó una buena decisión o no. Lamentablemente, el único que sabe es el juez, pero yo tengo evidencia que en la misma ronda había otros deportistas que cometieron esta infracción, por no decir todos, mucho más exageradas que la mía. Claramente, hubo una intención más emocional por parte del juez para sancionarme a mí, en vez de a los otros.

¿Sentías que estabas haciendo una gran cantidad de puntos para una medalla?

La medalla al final nunca sabremos si la pude haber logrado, porque en la final cualquiera cosa puede pasar y por lo mismo yo estaba dentro de la final, mi puntaje me metía dentro de la final, sin ninguna muerte súbita y tenía la misma posibilidad de lograr una medalla que cualquiera de los seis que entraron. Al final, que te arrebaten esta posibilidad creo que no es justo.

Nicolas Pacheco obtuvo la medalla de bronce en tiro en los Juegos Panamericanos Lima 2019. (GEC)
Nicolas Pacheco obtuvo la medalla de bronce en tiro en los Juegos Panamericanos Lima 2019. (GEC)

¿Te había pasado esto antes, de que te quiten un punto y tener que sobrellevar esto?

Sí, me pasó en los Juegos Panamericanos, me ha pasado antes también. En Lima 2019, me pasó justo entrando a la final, eso sí fue un error que cometimos, en la parte técnica, fue por otra cosa distinta. La decisión ahí se aceptó y por suerte se logró la medalla de bronce. En Tokio, mucha gente me lo dijo, miembros del jurado, dirigentes de otros países, todo el mundo se dio cuenta y es algo que no debe suceder.

¿Qué te dijeron que era injusto la resta de ese punto?

Cito a una persona que es muy reconocida a nivel mundial en el tiro, me dijo varias veces que ha sido el robo más grande de los Juegos Olímpicos para él.

La reprogramación de los Juegos ha hecho que el siguiente ciclo olímpico sea más apretado de cara a París 2024, ¿cómo estás manejando este tema?

Mi idea es tratar de cerrar toda la planificación este año, para ya el próximo año dedicarnos a competir. Tenemos pendiente una reunión con la federación para poder ver este tema de la preparación, los eventos en los que planeamos participar y cómo vamos a cubrir esta preparación, porque para Tokio tuvimos un programa del IPD (‘Vamos con Tokio’), que nos apoyó muchísimo, pero este apoyo ya acabó. Esperemos que este apoyo continúe, porque de nada sirve haber apoyado a los deportistas para estos Juegos, esperemos que haya otro programa para París o algún programa de apoyo para el siguiente ciclo olímpico. Espero también que la empresa privada nos apoye, en lo particular ahora más que nunca necesitamos apoyo para mantenernos en ese nivel. La semana pasada recibimos una gran noticia, cada dos años se celebra la Copa Presidente, que es la final de copas, es el evento que alberga a los 12 mejores jugadores del ranking mundial, solo ellos pueden participar y tuve la suerte de estar entre esos 12, es un evento que se va a realizar en octubre en Chipre, Marko Carrillo también está dentro y hemos hecho algo histórico, porque es la primera vez que dos tiradores nacionales forman parte de esta copa, esto quiere decir que estamos haciendo las cosas bien. Ahora viene la parte más difícil, mantenerse al más alto nivel y para eso necesitamos apoyo.

¿Ya has estado cerca de una medalla, con un diploma olímpica, se podría decir que ya sabes el camino para lograr una presea?

Sí, hemos logrado algo histórico después de muchos años cuatro diplomas olímpicos, en el tiro estar entre los ocho mejores es porque ya estás ahí, entre eso y la medalla, la diferencia es mínima, muchas veces aparece el factor suerte. Creo que, a nivel olímpico, ser finalista, una medalla de bronce, plata y oro, es lo mismo. Obviamente, no hay que ser conformistas, pero hay que reconocer estos logros, estamos en la alta competencia, donde están los mejores del mundo y hemos ido a pelear. En mi caso, con todo y robo como se dijo, hemos podido quedar en un octavo lugar, que es meritorio y lo importante es eso saber que estamos por el camino correcto, sabemos cómo debemos hacer la preparación y llegar en buen nivel para conseguir la clasificación a París 2024 y poder prepararnos para los siguientes Juegos Olímpicos.

Imagino que tu meta ya no será un diploma olímpico, será una medalla...

Mi sueño siempre ha sido ese, lograr una medalla olímpica, para eso me preparo, fui con ese sueño a Tokio, y ese sueño sigue intacto. No puedes pensar que vas a ir unos Juegos Olímpicos a ganar una medalla, porque uno nunca va poder asegurar eso, porque están ahí los mejores.

TE PUEDE INTERESAR