Hay algunos que pueden ayudarnos a mitigar los efectos de los excesos y a retomar una dieta moderada, equilibrada y saludable, siempre apostando por preparaciones o recetas a la plancha y al vapor y eliminando azúcares, grasas y cafeína. Suena un poco difícil, pero se puede empezar. Estos son algunos alimentos que debes tomar tras una comilona o empacho.

MIRA: Cómo preparar un té de lechuga y dormir placenteramente

Jengibre (kión)

Tanto el jengibre como la manzanilla destacan por sus efectos digestivos, de manera que es una buena idea tomarlos en infusiones tanto durante como después de habernos pasado con la comida. Es recomendable también tomarlas antes de una comilona y preparar infusiones de jengibre con un toque de menta o hierbabuena, que además de depurativas pueden ayudarnos a paliar los efectos de la resaca.

MIRA: Descubre cuáles son las mejores infusiones para dormir bien

Piña

Es la preferida de las dietas, ya que no solo es poco calórica sino que tiene enzimas digestivas que nos ayudan a desengrasar nuestro organismo. Se puede combinar con zumo de limón, que también tiene efectos depurativos, y con un toque de jengibre rallado, podría ser de gran ayuda contra los empachos. También se puede apostar por frutas ricas en antioxidantes, como la pera o la manzana.

Comino

Es una de las especias llamadas carminativas, que hacen que disminuya la generación de gases y ayudan a hacer la digestión de los alimentos. Es aconsejable utilizarlo para acompañar las legumbres, pues nos ayudará a reducir gases al tiempo que aprovechamos la fibra y hierro de lentejas o garbanzos. El consumo de fibra es esencial para nuestro aparato digestivo, ya que favorece el tránsito intestinal.

No es necesario esperar al día siguiente para tomar infusiones, podemos hacerlo el mismo día. (Lisa Fotios|Pexels)
No es necesario esperar al día siguiente para tomar infusiones, podemos hacerlo el mismo día. (Lisa Fotios|Pexels)

Anís

Es otra de las infusiones digestivas preferidas en los establecimientos que se dedican a comercializarlas. Esta infusión en particular se puede combinar con otras como la hierbaluisa o cola de caballo. Se recomienda tomarla ya al acabar la comilona. No es necesario esperar al día siguiente para tomar infusiones, podemos hacerlo el mismo día, incluso sustituirlas por el café o cualquier bebida diaria.

Alcachofas

Según un estudio del University College de Londres comer siete o más piezas de fruta o verdura al día reduce hasta en un 42% el riesgo de muerte. Las verduras como las alcachofas, en particular, nos ayudarán a reponernos poco a poco y recuperar el estado de forma, anímico y también el peso que teníamos antes de los festines que nos demos por alguna reunión familiar o festividad de siempre.

TRUCOS DE COCINA QUE TE AYUDARÁN A AHORRAR

Muchas veces ahorrar es mucho más fácil de lo que creemos. La clave es comprar bien y barato, planificar lo que se hará en la cocina y no desechar nada. Recurrir a alimentos económicos y sanos como las verduras y preparar en cantidad, siempre pensando en nuestro presupuesto de guerra.

Al final casi todo se resume en cocinar más y comprar menos productos elaborados. Pero para quienes prefieran una guía un poco más minuciosa, hemos preparado algunos consejos bien sencillos de empezar a aplicar ya mismo. Apunta estos trucos y aplícalos la próxima vez que vayas al mercado.

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las frutas y verduras que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)
¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

Cortes de carne más baratos

Ser carnívoro también es compatible con ahorrar. Es más cuestión de saber comprar que de saber cocinar y tener claro que no siempre los cortes más caros son los más exquisitos. ¿Has probado los contramuslos de pollo? Mucho más barato y sabrosos para, por ejemplo, acompañar con un cremoso puré de papas.

VIDEO RECOMENDADO

Alimentos para bajar la presión sanguínea

Alimentos para bajar la presión sanguínea

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

Rutina de cardio sin máquinas

Ejercicios en casa: rutina de cardio para quemar grasa (sin máquinas)



TE PUEDE INTERESAR: