Si no utilizas el calzado adecuado al correr   puedes volverte propenso a sufrir tendinitis de Aquiles. (Foto: iStock)
Si no utilizas el calzado adecuado al correr puedes volverte propenso a sufrir tendinitis de Aquiles. (Foto: iStock)

En la parte posterior de la pierna hay un ligamento que se llama y cumple muchas funciones como ayudar a levantar los dedos de los pies, empujar el pie hacia adelante al caminar y permitir que puedas pararte de rodillas.

Debido a sus funciones, las personas que realizan algunas actividades físicas son propensas a presentar una , la cual es una lesión que si no es tratada a tiempo puede agravarse y provocar desgarros en el tendón (roturas) que en algunos casos puede necesitar cirugía,


¿Por qué la tendinitis de Aquiles es muy común entre los deportistas?


Esta lesión ocurre usualmente en corredores que aumentan la intensidad o la duración de sus carreras de forma inesperada. La razones son algunas como realizar el deporte en cancha de cemento y no utilizar el calzado adecuado. Asimismo, las personas que practican tenis o basquetbol solamente los fines de semana también son propensos.


¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis de Aquiles?


Esta lesión, muy común en corredores y en personas que no realizan deportes frecuentemente. Tiene síntomas similares a otro tipo de fracturas que también puede afectar a esa zona del pie.

  • Dolor leve en la parte posterior de la pierna o arriba del tobillo
  • Malestar luego de subir escaleras o saltar.
  • En la mañana sentir un leve dolor en la zona afectada.
  • Hinchazón en la zona del tendón de Aquiles.
  • Sonido parecido a un crujido al presionar el tendón de Aquiles.


¿Cuáles son las causas de la tendinitis de Aquiles?


La tendinitis de Aquiles es una lesión que se suele presentar cuando por alguna razón se sobrecarga el tendón de Aquiles (banda de tejido que conecta los músculos de las pantorrillas de la parte trasera inferior con el hueso del talón). A continuación, conoce sus causas.

  • Causar tensión intensa en el tendón de Aquiles
  • Si aumentas de forma repentina la intensidad de la actividad física que realizas.
  • Hay un incremento repentino en la cantidad o intensidad de una actividad.
  • No calentar antes de hacer alguna actividad física y realizar los ejercicios con los músculos de la pantorrilla tensos.
  • Correr con mucha frecuencia en el concreto
  • Cuando realizas deporte, no utilizas el calzado adecuado.


¿Cuáles son los factores de riesgo para tener tendinitis de Aquiles?


Aunque la tendinitis de Aquiles se presenta usualmente por hacer mucho esfuerzo en el tendón de Aquiles, también puede ocurrir por otros factores que vuelven a la persona propensa a presentar esta lesión.


  • Los varones suelen ser más propensos a tener tendinitis de Aquiles.
  • A medida que alguien envejece tiene más predisposición a sufrir en algún momento tendinitis de Aquiles es más frecuente a medida que envejeces.
  • Si tu pie es con arco plano, entonces probablemente sueles causar presión en el tendón de Aquiles y ese te vuelve propenso a este tipo de tendinitis.
  • La obesidad y la rigidez muscular en las pantorrillas también pueden aumentar la presión en el tendón.
  • Las personas que tienen psoriasis o presión arterial alta pueden padecer tendinitis de Aquiles.


¿Cómo prevenir la tendinitis de Aquiles?


Al igual que otras lesiones, la tendinitis de Aquiles no puede prevenirse; sin embargo, si realizas algunas acciones puedes evitar que tu tendón se debilite y se vuelve propenso a esta lesión.

  • Al realizar ejercicios, debes aumentar tu nivel de actividad de forma gradual.
  • No realices actividades que provoquen mucho esfuerzo para tus tendones.
  • Antes de hacer una actividad exigente, recuerda realizar ejercicios de calentamiento.
  • Si cuando realizar ejercicios sientes dolor o te cansas, entonces lo ideal es suspender la actividad.
  • Recuerda que antes de realizar cualquier deporte o ejercicio debes utilizar el calzado adecuado para tener un soporte firme.

Finalmente recuerda que una de las claves para evitar la tendinitis de Aquiles es realizar ejercicios de calentamiento antes de cualquier actividad física, además usar los implementos adecuados (entre ellos el calzado).

TE PUEDE INTERESAR