No calentar antes de hacer ejercicio es una de las causas para que se produzca una rotura muscular. (Foto: iStock)
No calentar antes de hacer ejercicio es una de las causas para que se produzca una rotura muscular. (Foto: iStock)

Presta atención a esta información. Las personas que practican algún deporte o realizan constantemente son propensos a sufrir diversos tipos de lesiones. Muchas de estas son ocasionadas por un mal movimiento o no seguir una buena rutina de calentamiento. Una de las más frecuentes es la que se produce por un estiramiento violento del músculo.

Las espalda y los músculos que se ubican detrás del muslo y la pierna (gemelos) son las zonas más propensas a esta clase de lesión. El tiempo de recuperación depende de la gravedad.

A continuación, para que conozcas más sobre el tema te contamos los síntomas, causas, tipos, tratamiento en casos que no son graves y forma de prevención.

¿Cuáles son los síntomas de la rotura muscular?

  • Dolor repentino y agudo en la zona afectada.
  • Imposibilidad de caminar o correr, ya que si lo intentas sentirás dolor.
  • En ocasiones el área afectada puede presentar hinchazón.
  • Aparición de un hematoma.

¿Cuáles son las causas de la rotura muscular?

  • Estiramiento violento.
  • No calentar antes de hacer actividad física.
  • Si el músculo no se ha recuperado todavía de una lesión y no tomas las medidas adecuadas.
  • Cargar peso excesivo sin que tu cuerpo no haya calentado previamente.
  • Sobrepeso porque el músculo debe hacer mucho esfuerzo para soportar el peso del cuerpo.
  • Alimentación inadecuada, ya que las fibras se debilitan.
  • Mala circulación, ya que cuando el cuerpo no recibe la sangre suficiente, el músculo empieza a debilitarse.

¿Cómo prevenir una rotura muscular?

  • Antes de hacer cualquier tipo de ejercicio es importante calentar.
  • Hidratarte ayuda a evitar que los músculos pierdan elasticidad.
  • Evitar realizar actividad física una vez a la semana y durante varias horas.
  • Utiliza el calzado ideal para el tipo de deporte o ejercicios que estás realizando.

¿Cuáles son los tipos de rotura muscular?

Hay tres tipos de rotura y se diferencian por el grado de daño:

Primer grado

Es leve y la más frecuente, ya que aunque produce dolor en una semana aproximadamente la persona va a poder realizar sus actividades con normalidad.

Segundo grado

En estos casos es común que días después del accidente aparezca un hematoma, ya que se han roto más fibras y en ocasiones arterias pequeñas. En estos casos es común que la persona presente dificultad para mover el músculo.

Tercer grado

Cuando se presente este tipo de rotura, el músculo se ve muy afectado y en algunos casos es necesaria una cirugía. Para recuperar su condición normal, la persona debe descansar entre un mes a mes y medio.

¿Qué tratamiento se debe seguir para tratar una rotura muscular?

Cuando ocurre la rotura se recomienda aplicar una compresa fría o hielo de 10 a 15 minutos. Luego vendar la zona afectada para hacer presión y descansar para que el músculo pueda recuperarse.

Si la persona cree que la rotura es de segundo o tercer grado lo ideal es acudir con un médico, ya que puede necesitar un tratamiento más especializado que incluya terapias.

TE PUEDE INTERESAR